Cambio de horario no afecta a la salud; esto recomiendan para evitar trastornos de sueño

0

Redacción

Los cambios de horario no afectan a la salud, señaló el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño.

En entrevista, dijo que todos los fines de semana la mayoría de las personas se acuesta más tarde de lo normal y el sábado si es posible se levantan más tarde, así como que la noche del sábado se acuestan tarde y el domingo se levantan tarde.

 

“Se ha desfasado nuestro reloj biológico más de dos horas, nos pasa todos los fines de semana. La noche difícil es la del domingo, que queremos dormir temprano para iniciar las actividades el lunes temprano, y no es posible porque se ha desfasado”, agregó.

 

El experto dijo que en periodos vacaciones los horarios se desfasan más, “tenemos un reloj biológico que se puede adaptar a cualquier cambio de horario, y moverlo una hora no tiene ninguna implicación sobre la salud ni nos genera trastorno de sueño alguno”.

Respecto al proceso de adaptación al nuevo horario, Haro Valencia comentó que este no lleva más de 52 horas, “las personas que tienen somnolencia es porque existen trastornos de sueño que no se toman en cuenta”.

Apuntó que las personas que duermen seis horas o menos, son quienes sientes más esta afectación, sin embargo, esto no se las genera el cambio de horario.

Reyes Haro Valencia subrayó la importancia del dormir bien.

En ese sentido, explicó que el sistema inmunológico se refuerza en una de las etapas de sueño profundo, y el dormir consta de cuatro etapas, “desde que dormimos hasta que soñamos, y es importante soñar.”

Detalló que las etapas del sueño suceden en ciclos de 90 minutos: “cada hora y media soñamos, despertamos, nos reacomodamos e inicia otro ciclo de cuatro etapas. Volvemos a soñar y así sucesivamente”.

Indicó que las primeras dos etapas son sueño ligero, que duran el 60 por ciento, y eso nos lleva al sueño profundo.

La tercera etapa es muy importante, dura el 20 por ciento de la noche y ahí el cuerpo se recupera. “Producimos neuronas, neurotransmisores, nuevas células, se refuerza el sistema inmunológico”, declaró en entrevista.

Añadió que en la etapa en la que soñamos, que es la última, “se llama sueño de movimientos oculares rápidos porque movemos los ojos como si viéramos lo que soñamos, y esa etapa es necesaria para el cerebro: atención, memoria, carácter, inteligencia, toma de decisiones, todo lo que el cerebro coordina se refuerza al soñar”.

El director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño dijo que si alguien duerme mal o tiene algún trastorno de sueño y no se lo atiende, se enferma mucho más que el promedio.

Las complicaciones que podría presentar son: problemas digestivos, problemas del corazón, les aumenta el colesterol, triglicéridos, la glucosa, aumentan de peso, están durmiendo durante el día.

También tienen problemas cognitivos: problemas de atención, memoria, se vuelven más irritables.

Por ello, recomendó el proceso de higiene de sueño, que consisten en hacer algunas actividades durante el día, como tener actividad física.

También, se debe evitar el consumo de sustancias estimulantes con cafeína o nicotina en horas previas a dormir. Se pueden tomar durante el día, pero no en la noche.

Reducir la ingesta de líquidos tres horas antes de acostarnos, lo que permitirá tener tranquilidad en el aparato digestivo y en las vías urinarias.

Acondicionar la recámara para que no haya estímulos como televisor, no acostumbrarnos a dormir con celular o tabletas porque se estimula el cerebro y crea dificultad para dormir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.