Rituales para recibir el Año Nuevo: ¿Cuáles son y cuál es su origen?

0
Fotografía Diario de Yucatan

Agencias

El año 2020 será quizá uno de los años que la humanidad recordará en la historia, como la vez que una nueva pandemia significó un cambio para todos. Con miras al 2021, cuando la vacuna del Covid-19 comienza a llegar a varios países, es tiempo de fijarse nuevas metas para recibir el año.

Las festividades de Año Nuevo se han visto acompañadas de rituales que han pasado tanto de generación en generación que se toma como algo propio del festejo, como es el caso de comer uvas durante las doce campanadas que dan la bienvenida al Año Nuevo.

¿De dónde surgió el rito de las uvas?

Algunas personas acostumbran a comer 12 uvas para recibir el año nuevo. Foto de Internet

Recibir el año comiendo uvas es quizá la tradición más antigua para recibir el Año Nuevo; de acuerdo con el sitio de la BBC, esta ritual llegó a América desde España, siendo que  la primera vez que se realizó fue en 1880.

De acuerdo con diarios de la época, citados por el sitio, la clase burguesa española adoptó esta costumbre de los franceses, celebrando la Nochevieja con uvas y vino espumoso; sin embargo, los madrileños decidieron mofarse de esta costumbre, festejando  del mismo modo la llegada del Año Nuevo desde la plaza principal de Madrid.

En algunos lugares, donde en la temporada decembrina no es posible encontrar uvas; estas han sido reemplazadas por pasas.

¿Por qué se quema un muñeco?

Quemar un muñeco que represente al año viejo es una tradición que actualmente tiene opiniones encontradas, debido a la contaminación que genera. Foto de Internet

Quemar un muñeco que represente el año que termina es un ritual que se celebra comúnmente en Latinoamérica.

En algunas comunidades, el ritual representa deshacerse de las malas vibras o dejar atrás todo lo malo que haya pasado en el año saliente; es por eso que el muñeco porta ropa vieja (originalmente la tradición no incluía la hoy peligrosa pirotecnia).

De acuerdo con algunos sitios, esta tradición originalmente cobró fuerza en Latinoamérica a raíz de las diversas epidemias que provocaron el fallecimiento de miles de indígenas y criollos.

Se dice que, por cuestiones de sanidad, se recomendó realizar bultos (muñecos) con las vestimentas de los fallecidos y quemarlos el último día del año.

Los rituales de Año Nuevo

Desde tiempos lejanos, los rituales han formado parte de la fiesta de Año Nuevo, convirtiéndose en una costumbre de diversas familias que los han adaptado a sus creencias y necesidades.

Por ejemplo, algunos buscan fortuna (la mayoría económica), mientras otras se enfocan en encontrar una pareja estable, la buena suerte o tener nuevas experiencias futuras.

Para la abundancia o fortuna económica se recomienda comer una cucharada de lentejas durante el primer minuto del Año Nuevo. Otra popular costumbre es usar ropa interior de color amarillo.

Si lo que se busca es un ascenso laboral una creencia popular señala que durante el brindis la persona debe estar a una altura elevada al suelo.

Para que el dinero nunca falte en la cartera se recomienda poner un billete en ésta, el cual no deberá gastarse sino hasta el último día del año próximo. También existe la creencia de que poner monedas en tus zapatos o lanzar esas monedas de fuera hacia dentro de la casa. OJO: Ninguna de las monedas debe gastarse durante el año, sino hasta el último día del mismo.

Para atraer el amor algunos rituales aconsejan usar ropa interior roja, o encender una vela del mismo color.

Para aquellos que deseen viajar una costumbre muy popular es salir a la calle con una maleta y dar una vuelta a la manzana, asegurándose con esto un viaje próximo.

Más rituales de Año Nuevo

Para la buena fortuna o deshacerse de las malas vibras existen diversos rituales. Para dejar todo lo malo en el pasado se debe tirar sal detrás de los hombros. Encender las luces promete atraer paz y serenidad al hogar, así como una limpieza profunda a la casa antes de las fiestas.

Finalmente, escribir una lista de propósitos es hoy una tradición que no puede faltar durante las festividades.

 

Con información de Diario de Yucatan

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.