Una niña es subastada en Facebook por 530 vacas, tres coches y 10.000 dólares

0

Los hechos han ocurrido en Sudán del Sur; la red social, que llegó a borrar la publicación, no detectó el problema lo suficientemente rápido

Nyalong Ngong Deng se convertirá en la décima esposa de un empresario

Una niña de 17 años ha sido subastada en Sudán del Sur en la tienda online de la red social Facebook. La puja, que se ha cerrado en 530 vacas, tres Toyota Land Cruiser y 10.000 dólares para los padres de la menor, pone en evidencia el escaso control que la compañía estadounidense tiene sobre lo que pasa dentro de sus propios muros virtuales, y las ONG que trabajan en la zona ya temen que el alto precio que han conseguido por ella incite a más familias a intentar emular la subasta.

Nyalong Ngong Deng se convertirá en la décima esposa de un empresario de la zona ya que Facebook, que llegó a borrar la publicación, no detectó el problema lo suficientemente rápido. Según explican fuentes locales, la estatura de la joven, que proviene de la etnia Dinka, una de las más altas de África, ha sido un factor determinante a la hora de conseguir cerrar un trato que normalmente no supera las 30 vacas. “¡Los hijos del ganador serán jugadores de la NBA!”, se podía leer en el anuncio de la subasta humana escrito por la propia familia de la joven.

Los medios sudaneses locales recalcan que este es el precio más alto pagado por una mujer del que se tiene constancia, además de destacar lo rápido que han sido capaces de vender los padres a su hija, ya que normalmente se tardan meses e incluso años.

Un país destrozado por la guerra

A pesar de que la edad legal para casarse en Sudán del Sur es de 18 años, el hecho de que medio país esté asolado por la guerra provoca que muchas de ellas se vean forzadas al matrimonio incluso antes de ser adultas, según informes elaborados por Unicef. Los altos niveles de pobreza, analfabetismo e impunidad ante la ley son los principales causantes para el organismo dedicado a la protección de la infancia.

De hecho entre los hombres que pujaron por hacerse con la mujer se encontraban no sólo magnates locales, sino también altos cargos del funcionariado público del lugar. “Deberían ser expulsados de sus cargos. Cualquiera que se haya visto involucrado en esto debería asumir responsabilidades, porque estamos ante una violación de los derechos humanos”, denuncia Monica Adhiue, miembro de la Alianza Nacional de las Mujeres Abogadas de Sudán del Sur, que asegura haber intentado hablar con la familia antes de que se cerrase la puja para que retirase el anuncio.

“Este uso barbárico de la tecnología es un reminiscente de los días del tráfico de esclavos. Que una niña pueda haber sido vendida dentro de la red social más grande del mundo va más allá de toda lógica”, critica a su vez George Otim, de la ONG para la protección de los derechos de la infancia Plan International. “Facebook tiene la responsabilidad de garantizar y proteger los derechos de mujeres y niñas”, pide Judy Gitau, miembro del grupo de defensa de los derechos de la mujer Equality Now.

 

 

 

Con información de https://www.elmundo.es/f5/2018/11/19/5bf2d2ade2704e06518b457b.html

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.