Una inyección cada dos meses resultaría efectiva para evitar la infección por VIH: Estudio

0

Agencias

Los resultados preliminares de un estudio realizado en siete países comprobaron que una inyección con la droga cabotegravir aplicada cada dos meses resultó eficaz para evitar la infección por VIH. El hallazgo resulta clave para el tratamiento como prevención? (PrEP) en personas que no viven con el virus, pero que se encuentran altamente expuestas a él.

El análisis, en el que se compara cabotegravir con el tratamiento estándar de una pastilla compuesta por tenofovir y emtricitabina, fue desarrollado por la Red de Estudios de Prevención del VIH de los Institutos de Salud de los Estados Unidos (HPTN-NIH), y participaron 4570 pacientes en Argentina, Brasil, Perú, Tailandia, Estados Unidos, Vietnam y Sudáfrica. De ellos, 190 lo hicieron en Fundación Huésped, uno de los dos centros de Argentina que participan del estudio dirigido a hombres cisgénero y mujeres transgénero que tienen sexo? con otros hombres.

«El cabotegrabir es una molécula que actúa como inhibidor de la integrasa que tiene una absorción muy lenta desde una inyección y ya se había comprobado que una aplicación cada dos meses permite medicación suficiente para inhibir el virus en personas que viven con VIH», explicó Omar Sued, director de Investigación de Fundación Huésped.

Sued detalló que la efectividad de esta droga junto a otra llamada rilpivirina, (ambas inyectables) como tratamiento en lugar de la medicación oral fue comprobada ya en dos estudios, aprobada para su uso en Canadá y se encuentra a la espera de su aprobación en Estados Unidos.

«En base a esta experiencia del uso en el tratamiento de personas que viven con VIH, el estudio HPTN 083 lo que hizo fue probar esta droga como profilaxis pre exposición (PrEP)», detalló Sued. La respuesta fue altamente positiva. Entre los 4.570 participantes enrolados, sólo 50 adquirieron VIH (de los cuales 12 recibían cabotegravir y 38 tenofovir/emtricitabina). Tanto cabotegravir como tenofovir/ emtricitabina fueron seguros y bien tolerados en la población de estudio», informaron desde Huésped.

La accesibilidad que implica un medicamento de dosis bimensual, contra uno de toma diaria, supone también un espectro de protección mucho más amplio.

«Esta inyección dada cada dos meses podría simplificar mucho el tratamiento como prevención para las poblaciones más expuestas como adolescentes, usuarios de drogas, trabajadoras sexuales ?que están en riesgo y que no pueden sostener la toma de medicación todos los días».

 

 

 

 

 

Con información de XEU

 

También podría gustarte

Deja un comentario