Renuncia Osorio Chong a la Secretaría de Gobernación

0

Miguel Ángel Osorio Chong ha dicho adiós. El secretario de Gobernación ha confirmado las versiones de muchos analistas que aseguraban que estaban contadas sus horas en el Gabinete de Enrique Peña Nieto. Este miércoles, el funcionario, una pieza central y uno de los hombres más cercanos al presidente, ha dicho públicamente que dejará la Administración. “En unas horas he de presentar mi renuncia al gran honor que me ha conferido para atender una nueva actividad política, profesional y personal desde la cual buscaré seguir trabajando de la mejor manera a favor del país”, dijo Osorio este mediodía ante el mandatario.

El martes, Osorio había adelantado su despedida en un discurso a cerca de 2.000 trabajadores de Interior para agradecerles su entrega a la institución. El evento desvelaba un busto del presidente Benito Juárez, pero sus palabras sonaron a un adiós.

Osorio Chong (Pachuca, Hidalgo, 1964) es el principal representante del Grupo Hidalgo, uno de los dos pilares sobre los cuáles Peña Nieto descansó su operación política. El otro, encabezado por el canciller Luis Videgaray, está formado por los hombres que acompañaron al mandatario en su Gobierno local en el Estado de México. Osorio es uno de los exgobernadores de Hidalgo que formaron parte de la Administración de Peña junto al exfiscal general, Jesús Murillo Karam, quien abandonó el cargo tras la investigación que hizo la Procuraduría de la matanza de estudiantes de Ayotzinapa en 2014.

Osorio, de 53 años, fracasó en su intento de convertirse en el candidato presidencial del PRI, donde milita desde los 19 años. A pesar de que Osorio era el que más oportunidades daba al tricolor en los sondeos, el partido se inclinó por el ministro de Hacienda, José Antonio Meade, quien no está afiliado a la organización. La decisión fue un triunfo para Videgaray, quien ha mantenido desde hace tiempo un estire y afloje con Osorio al interior del Gabinete. Derrotado, Osorio, quien no ha perdido una elección en su vida, prepara un nuevo asalto para convertirse en senador en los comicios de julio.

Con sorpresa, Osorio era el candidato más favorecido en las encuestas a pesar de las desastrosas cuentas que Gobernación deja en materia de seguridad. Fue él quien convenció al presidente Peña Nieto, antes de tomar posesión, de que la Secretaría de Seguridad Pública debía desaparecer. Tras su experiencia como gobernador, creía que los interlocutores en materia de combate al narcotráfico debían reducirse al mínimo entre los gobiernos federal y locales. Así, convirtió a Interior en una súper secretaría con más de 65.000 empleados a su servicio. Las áreas de inteligencia y la Policía Federal y la recientemente creada Gendarmería obedecían su mandato. Los homicidios disminuyeron durante los primeros años del mandato. 2017, sin embargo, se convirtió en el más violento en más de dos décadas.

El aún secretario de Gobernación nació en la capital de Hidalgo en una familia humilde que administraba una cafetería de chinos. El negocio familiar fue abierto por su abuelo materno, un cantonés que llegó a México por el puerto de Colima en los años 30. Sin embargo, por el lado paterno, siempre hubo ambiciones políticas. Su abuelo había sido un modesto líder sindical de la industria minera, muy fuerte en esa región del país. Su padre hizo carrera en el Instituto Mexicano del Seguro Social, una institución que empleó a sus dos hermanos y a su madre.

Osorio comenzó su carrera política siendo oficial mayor del municipio de Pachuca a los 27 años. Poco después se convirtió en presidente del PRI en Hidalgo, una entidad que hasta el día de hoy no conoce otro gobierno que no sea del tricolor. Allí llamó la atención del gobernador Jesús Murillo Karam, quien se convirtió en su mentor en las artes de la operación política para ganar elecciones. El gobernador siguiente, Manuel Ángel Núñez Soto, su compadre, lo colocó en el primer puesto de la línea sucesora haciéndolo secretario de Gobierno durante su mandato y lo convirtió en diputado federal para darle aires en la política nacional.

Osorio se convirtió en gobernador en abril de 2005, cinco meses antes de que Peña Nieto lo hiciera en el vecino Estado de México. Ambos trabaron desde entonces muy buena relación. Cuando Peña Nieto se convirtió en presidente, nombró a Osorio el encargado de las relaciones políticas. El exgobernador de Hidalgo se convirtió en uno de los padres del Pacto por México, el acuerdo del presidente del PRI con las fuerzas opositoras para impulsar una agenda legislativa común. Osorio se encargó de entablar los primeros acercamientos con el presidente del PAN, Gustavo Madero. Videgaray lo hizo con Los Chuchos, el grupo que dirigía el PRD.

Las disputas intestinas entre el grupo de Osorio y Videgaray tuvieron su momento más intenso en la visita del candidato Donald Trump a Los Pinos, en agosto de 2016. Invitado por Videgaray, el aspirante republicano que hizo bandera el insulto a los mexicanos en su campaña se reunió con Peña Nieto. Osorio, junto a la canciller Claudia Ruiz Massieu, se opuso firmemente al encuentro. Algunas crónicas políticas afirmaron que el ministro ofreció su renuncia como excusa para cancelar la reunión. “Eso es falso. La comunicación fue telefónica y es mentira lo de la renuncia. No recuerdo haber usado ese término”, dijo el secretario al periodista Ricardo Raphael en una entrevista de 2017. Este martes, tras su discurso a sus empleados, Osorio se reunió con Peña Nieto en privado. No se ha comunicado nada de esa reunión. Sin embargo, el mensaje de esta tarde ha confirmado lo que todos sabían. Osorio ha dicho adiós al Gobierno.

 

Fuente: elpais.com/internacional

También podría gustarte

Deja un comentario