¿POR QUÉ NO FELICITAR A LAS MUJERES POR SER MUJERES ESTE 8 DE MARZO?

0

¿Cómo participar en el paro de mujeres del 8 de marzo?

Hasta hace unos años, muchos vivimos la tradición del Día Internacional de la Mujer como una fecha cursi en la que se felicita al género femenino por el simple hecho de serlo. Esto se debió, en gran parte, a que nadie nos enseñó que el 8 de marzo es un día que conmemora una tragedia: el incendio en una fábrica textil de Nueva York, en el que murieron decenas de trabajadoras a quienes sus patrones les impidieron escapar.

El movimiento feminista ha reivindicado el 8 de marzo. Desde 2016 ocurre el Paro Internacional de Mujeres como una forma de visibilizar las violencias en su contra, pero también la importancia del trabajo que realizan, remunerado y no remunerado. “Si nosotras paramos, se para el mundo”, reza su lema.

¿Qué pasaría si un día las mujeres renunciáramos a nuestras labores cotidianas? ¿Y si dejáramos de hacer trabajo doméstico y de cuidados? Tomando en cuenta que tan solo el trabajo doméstico no remunerado aporta el 23.2 por ciento del PIB nacional según el INEGI, y que éste es realizado en su mayoría por mujeres, entonces un paro ayudaría a que el mundo valore nuestras labores y deje de darlas por sentado.

Sin embargo, no todas las mujeres pueden sumarse a la huelga ni salir a marchar; no cuando eso implica desatender la casa y a los niños o faltar a la escuela o al trabajo y ser penalizadas por ello.

Cómo sí sumarse al Paro Internacional de Mujeres
Cómo NO sumarse al paro, descripción gráfica

Es ahí cuando entran los hombres aliados: no en las marchas, ni mucho menos en los contingentes exclusivos de mujeres, sino en los lugares que sus compañeras suelen ocupar. Cuidar a niños y niñas, asumir las tareas domésticas, cubrir a sus compañeras de trabajo, dejar de pasar lista en las escuelas o dar el día libre a las mujeres que trabajan para ellos.

Si eres hombre y quieres sumarte genuinamente a la lucha, ésta es tu oportunidad:

Si eres papá, encárgate de tus hijos e hijas.

Si eres amigo, ofrécete de niñero.

Si eres compañero de trabajo, cubre a tu compañera.

Si eres jefe, dale el día libre a las mujeres.

Si eres maestro, no pases lista ese día.

Asume las tareas de las mujeres cuidadoras en tu familia.

Si tienes una relación con una mujer, haz lo que necesite de ti para poder ir a la marcha.

Y si vas a la marcha, porque ninguna mujer necesitó de ti en los puntos anteriores, escucha más y habla menos. Quédate en los grupos mixtos y respeta los contingentes exclusivos. El Día Internacional de la Mujer se trata de ellas, de sus derechos y de las violencias que siguen viviendo todos los días, en todo el mundo: piensa en las mujeres en tu vida y haz lo que necesiten de ti. De eso se trata ser aliado.

 

 

Vía: plumasatomicas.com

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.