Navidades de antaño por José Ignacio Ordóñez Rodríguez

Lunes 23 de Diciembre de 2013.

Navidades de Antaño por José Ignacio Ordóñez Rodríguez, Cronista de Coatzacoalcos.

navidaden - copiaHagamos un breve recuerdo y añoranza de cómo se celebraban las fiestas navideñas y de fin de año. Y es que antaño, comenzando el mes la mayoría de los niños con mucha algarabía salían con sus “casitas”, elaboradas éstas ingeniosamente con el Nacimiento adentro, con San José y la Virgen, así como un buey, un asno y varios borreguitos y pastores. Para acompañarse los cánticos usaban sonajas hechas de corcholatas aplastadas.

También se acostumbraba la Rama, que consistía en una rama de pino adornada con faroles, serpentinas y globos colgando. Incluso algunas ramas se hacían acompañar por jaraneros provenientes de la Sierra. Por la noche, tanto los integrantes de las Casitas como de las Ramas se repartían equitativamente el dinero —o “aguinaldo”— recolectado.

También eran muy animadas las tradicionales Posadas, entonces sí con letanías, cánticos, velitas y faroles encendidos, no como ahora que es sólo fiesta y baile, donde luego de “pedir” y “dar” posada venía la rompedera de piñatas, llenas de frutas de temporada, como cacahuates, tejocotes y la colación de dulces. Se acostumbraba repartir ponche caliente de frutas —con “piquete”, por aquello del frío—, para dar paso luego al —ahora sí— rumboso baile.

La mayoría de las casas tenían su Nacimiento en la sala y algunas ponían ya su árbol de Navidad. Para el 24, antes de la tradicional cena se asistía a la Parroquia de San José a dar gracias a Dios y a participar de la Misa de Gallo. Ya de regreso a casa, en el Nacimiento se acostaba al Niño Jesús, luego de arrullarlo, cantarle y ser besado por cada uno de los miembros de la familia. Enseguida venían los brindis, los buenos deseos y parabienes, con el intercambio de regalos —como actualmente se hace.

( Fragmento de Apuntes de Endenantes, Edt. Conaculta 210)

 

Gracias Claudia Morales Magaña.

 

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario