Joven se quita tatuaje con rallador de queso porque no le gustó

0

Agencias

Dicen que los tatuajes son para toda la vida, pero este hombre demostró lo contrario.

Hay que escoger bien lo que uno se va a tatuar.No falta la persona que se arrepiente por ponerse el nombre de una persona con la que ya terminó su relación o la que no escogió un buen tatuador y el resultado final fue peor de lo esperado.

Si alguien ya no quiere lo que se ‘pintó’ tiene opciones para ya no verlo más. Podría intentar quitárselo con láser o tatuarle algo encima que le de una forma totalmente nueva.

Pero no todos piensan igual. Existen unos cuantos que toman medidas desesperadas e inusuales.

 

Un joven argentino publicó en su cuenta de Twitter la solución de su amigo para eliminar el tatuaje que no le gustó. Lo hizo con un rayador de queso.

 

 

Un amigo se tatuó y como no le gustó el tatuaje se lo sacó con un rayador de queso. Sí, un rayador de queso”, escribió junto a una serie de fotografías que también publicó.

 

En ellas se puede ver el utensilio de cocina con sangre, así como su brazo con las heridas.

 

Pero al parecer hubo un final feliz para el joven, ya que en otro tuit muestra una cicatriz casi imperceptible.

Fuente: Excelsior

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja un comentario