Hay temor en Sindicato, por delitos de alto impacto en Agua Dulce

0

13 de Septiembre del 2018

Por Violeta Santiago

Agua Dulce, Ver.- En el interior del gremio petrolero el temor a sufrir un delito, como el secuestro o la extorsión, ha aumentado en los últimos meses, pues este sector tanto de trabajadores como de directivos se ha convertido en uno de los blancos preferidos de la delincuencia.

Apenas a inicios de esta semana, una joven, hija de un alto funcionario de la Sección 22 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) fue secuestrada a plena luz del día, cuando llegaba a su casa.

Y es que, resulta que no es la primera vez que la familia de un funcionario sindical resulta ser víctima de algún delito, pues meses atrás hubo otro caso en agravio de un hombre, motivo por el cual persiste el temor entre la directiva y los trabajadores petroleros.

Hasta el momento, en el Sindicato Petrolero existe hermetismo para hablar sobre estos casos, más que nada por motivo de seguridad, pues esperan que la joven víctima pueda regresar con bien a su hogar, sin embargo, también admiten que el miedo se ha instalado entre el sector de empleados de Pemex.

En lo que va del año se han generado diversas solicitudes de permisos por parte de trabajadores petroleros debido a que fueron víctimas de secuestro y por tal motivo no se presentaron a laborar o porque estaban siendo extorsionados, de modo que se les concedió el permiso para ausentarse sin perder sus derechos laborales o sin riesgo de que se les rescindiera el contrato.

También las cajas de ahorros de los trabajadores petroleros se han convertido en el recurso del que se “echa mano” en casos de secuestro para poder saldar el monto que piden los plagiarios, aunque en la mayoría de los casos, los obreros deben terminar rematando sus diversos bienes o pidiendo préstamos con tal de juntar el dinero.

La situación, no obstante, no es nueva ni exclusiva de este año. Desde el último lustro, en Agua Dulce los trabajadores petroleros se han convertido en los principales blancos de la delincuencia y no sólo en el rubro del secuestro. Por ejemplo, en el 2017, hubo homicidios, secuestros y hasta desapariciones de varios obreros en activo: el caso más emblemático de esta dura situación fue el de un trabajador que desapareció y cuyo cuerpo fue encontrado en una fosa clandestina, a finales de diciembre, a un costado del arroyo “Agua Dulce”.

En este 2018 hombres y mujeres que trabajan en Pemex han sido secuestrados y liberados, aunque hay casos en los que las víctimas no han corrido con la misma suerte y su paradero se desconoce, así como también se han dado varios homicidios. Ahora, con este nuevo plagio, la directiva sindical también es tocada, lo que manifiesta el alcance de la delincuencia hacia el gremio petrolero.

Apenas a inicio de septiembre la líder sindical Marjorie Oropeza Núñez fue asesinada en Agua Dulce, motivo por el cual las diferentes organizaciones gremiales, no sólo de petroleros, han encendido sus alarmas sobre la inseguridad de Agua Dulce, situación por la que el hermetismo es acompañado por el silencio del miedo.

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja un comentario