Red de Ayuda Ciudadana

Hallan langosta con logo de Pepsi impregnado en una tenaza

0
Foto de Karissa Lindstrand

01 de Diciembre del 2017

Agencias

La presencia de basura en los mares del mundo ha vuelto a ser tema de relevancia luego de que un grupo de pescadores canadiense encontrara una langosta que tenía impregnado en una de sus tenazas el logo de Pepsi.

El ejemplar fue capturado en aguas de la isla Grand Manan, en New Brunswick, y fue cargado en una caja para amarrar sus tenazas, cuando Karissa Lindstrand, que bebe hasta 12 latas de Pepsi al día, se cruzó con ella y rápidamente detectó el parecido.

“Yo pensé: ‘Oh, eso es una Pepsi’”, dijo . “Parecía que era una impresión colocada en la garra de la langosta”.

Foto de Karissa Lindstrand

Ninguno de los miembros de la tripulación habían visto algo parecido. A más de una semana del hallazgo, se ha generado un debate sobre lo que pudo haber ocurrido, algunos creen que la langosta pudo haber crecido alrededor de una lata que terminó en el fondo del océano; mientras que otros especulan que parte de una lata quedó estampada en la tenaza de alguna manera.

Por su parte, Lindstrand opina que la impresión no podría provenir de una lata, pues la imagen estaba muy pixelada, y el logotipo de una caja es demasiado grande para lo visto en la garra. “Todavía estoy tratando de adaptar mi cerebro a lo que era exactamente”.

El hallazgo se produce en medio de una creciente preocupación por la cantidad de desechos que se acumulan en los océanos del mundo.

Entre cinco y 13 millones de toneladas de plástico se filtran en los océanos del mundo cada año para ser ingeridas por aves marinas, peces y otros organismos; que ha llevado a la famosa navegante retirada Dame Ellen MacArthur a advertir que para el 2050 el mar podría tener más plástico que peces, en relación al peso.

Foto de Internationally Grown

Recientemente, investigadores han reportado la presencia de 38 millones de piezas de plástico, con un peso de 18 toneladas que había llegado a un lugar remoto del Pacífico Sur; allí, encontraron a cientos de cangrejos revoloteando en casas improvisadas hechas con tapas de botellas y frascos cosméticos, e incluso la cabeza de una muñeca.

Foto de Getzmo

Tiempo después, una expedición se percató de que las remotas playas del Ártico estaban muy contaminadas con plástico, mismo que se desplazaba hacia el norte por el Atlántico desde Europa y América del Norte.

Para Lindstrand, el encuentro con la langosta es una muestra de la cantidad de basura que termina en el océano. “No lo vemos flotando a nuestro alrededor cuando estamos afuera”.

Con información de The Guardian

Fuente: López Doriga

You might also like

Deja un comentario

error: Content is protected !!