Red de Ayuda Ciudadana

Estación Espacial China “Tiangong-1” está a punto de caer a la tierra

0

31 de Marzo del 2018

Por Luis Moctezuma

Ciudad de México.-  En las próximas semanas ocurrirá algo que se espera desde hace meses: la caída de la primer estación espacial china. Su nombre es Tiangong-1, que en español sería “Palacio celestial-1”, y fue la primera estación espacial que los chinos enviaron al espacio hace 7 años.

Desde 2016 se perdió contacto con ella así que el descenso no será controlado y no se sabe todavía el lugar en que caerá.

La fecha estimada

Cuando Tiangong-1 fue lanzado en 2011 su misión estaba programada para durar 2 años. Después de 2013 se decidió dejar a la estación espacial orbitando la Tierra. Seguía funcionando y había un gran interés por estudiar su comportamiento. En 2016 se perdió el control de Tiangong-1; ese mismo año, en septiembre, se lanzó Tiangong-2 que se espera funcione hasta 2022.

Los primeros en notarlo fueron observadores aficionados. La altura a la que orbitaba normalmente la estación espacial china eran entre 300 y 400 km. En 2016 se empezó a percibir un movimiento irregular entre los 330 y los 390 km de altura. Algunos meses después de los primeros reportes las autoridades chinas admitieron que ya no tenían comunicación con Tiangong-1.

No se tiene claro en qué momento y dónde caerán los restos de Tiangong-1. Se estima que el regreso a Tierra será en el cruce entre los meses de marzo y abril. La última medición de la oficina de desechos espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA), llevada a cabo el 15 de marzo, predice que caerá entre el 30 del mismo mes y el 6 de abril. Ya que se trata de un descenso no controlado, no hay forma de saber el momento exacto, ni el lugar en el que descenderá.

El área de descenso

La región en que orbita Tiangong-1 es amplia. Las únicas zonas completamente libres de riesgo ante su caída son las regiones cercanas a los polos. El rango abarca desde los 42.8° sur hasta los 42.8° norte. El mayor riesgo se encuentra en los extremos. Si bien, es probable que caiga sobre África o el sur de América, los lugares más probables son los que se encuentran cerca de los límites, como Chile, Argentina, Australia, los países cercanos al Mediterráneo o China, entre otros.

Se trata de un rango muy amplio y el lugar exacto se conocerá cuando el objeto comience a caer. La última medición, del 16 de marzo, marcaba una altura de 237.8 km. Una vez que Tiangong-1 baje hasta los 100 km entrará a la atmósfera, a partir de ese momento comenzará su caída. A partir de los 80 km la temperatura será muy alta y comenzará a desintegrarse.

Previsiones ante la caída del Palacio celeste-1

No es la primera vez que caen restos de objetos fabricados por el hombre sin control sobre la Tierra. Frecuentemente llegan objetos desde el espacio que se desintegran al contacto con la atmósfera, este será el destino de Tiangong-1. Se trata de un objeto de 8.5 toneladas. Se prevee que, en caso de haber fragmentos que resistan la desintegración, estos no sean mayores a 100 kg.

La última estación espacial que cayó a la Tierra fue la MIR, de origen ruso. Su peso era de 120 toneladas. En esa ocasión se trató de un descenso controlado y cayó en el Océano Pacífico en marzo del 2001. Si retrodecedemos un poco más en el tiempo, en 1979 el Skylab estadounidense cayó sin ser controlado sobre Australia. El peso de aquel objeto se estima entre 69 y 77 toneladas.

¿Es peligrosa la caída del Palacio celestial 1?

El tamaño de Tiangong-1 es comparativamente pequeño. Si bien se trata de un artefacto diseñado para experimentar en el espacio, en comparación con otras estaciones espaciales es muy ligero. Después del contacto con la atmósfera, su desintegración lo volverá inofensivo. Aún así se trata de un fenómeno importante para el estudio de los desechos humanos que caen desde el espacio.

Distintas agencias espaciales están pendientes de Tiangong-1. Este objeto es vigilado tanto por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) como por la Agencia Espacial China (CNSA). Esta es una buena oportunidad para coordinar las mediciones desde Tierra respecto a objetos provenientes del espacio.

Aún no se sabe con certeza dónde caerá el “Palacio celestial-1” pero no es un asunto para preocuparse. En los próximos días se actualizarán los resultados de la observación. Aunque es poco probable que caiga cerca de tierras mexicanas, no está de más mantenerse al tanto. En caso de encontrar restos de basura espacial la recomendación es no tocarlos y evitar la inhalación de los vapores que emite.

Fuente: Chema Tierra.mx

 

 

También podría gustarte

Deja un comentario