Escuelas piden más domos que salones de clases

0

Por Violeta Santiago

Agua Dulce, Ver.- Las solicitudes de obras de inversión pública en Agua Dulce, en el ramo de la educación, ya no van encaminadas sólo a la petición de aulas o baños, sino que en el último año se disparó la solicitud de domos o áreas techadas para actividades al aire libre.

La dirección de Participación Ciudadana informó a través del titular, Javier Reyes, que para el año 2019 las escuelas han solicitado más domos que aulas, sobre todo en la zona urbana de este municipio como lo son las primarias de las colonias El Naranjal, Centro, Los Pinos, Mil Cinco así como del ejido Los Manantiales y de la congregación de Tonalá.

La regidora encargada de Obras Públicas, Guadalupe Martínez Badillo, señaló que el rezago actual en materia de infraestructura en las escuelas hidrómilas se ha reducido en cuanto a salones, pero en cambio los directores están solicitando mejoras como estas áreas techadas, conocidas popularmente como “domos”.

Una de las primeras escuelas en contar con este tipo de estructuras fue la Amado Nervo, que lo consiguió a través de gestiones en programas estatales; posteriormente, en la administración anterior se edificaron algunos techados en escuelas como Aquiles Serdán o Guadalupe Victoria.

La funcionalidad de estos domos permite a los alumnos y maestros realizar actividades de educación física, eventos culturales, prácticas al aire libre o actos cívicos sin tener problemas con las inclemencias del tiempo, ya sea el abrasador sol o las lluvias.

Los niños tienen la oportunidad de jugar en los recesos sin exponerse directamente al sol o de practicar deportes sin pensar en las complicaciones por las lluvias, de modo que se volvió una necesidad para las escuelas de Agua Dulce que, en su mayoría, ya cuentan con suficientes salones para todos sus grupos.

Prácticamente un 60% de las peticiones que vienen de las primarias, comentó la regidora Guadalupe Badillo, están orientada a estos techos laminados, mientras que el resto varían entre aulas, baños, drenajes, electrificación o bardas.

En el ejercicio fiscal 2018 se realizaron ocho aulas y dos domos, por lo que se prevé que para el siguiente año también haya proyectos de inversión de techados para escuelas, aunque resultan sustancialmente más caros que la construcción de salones.

También podría gustarte

Deja un comentario