¿Cómo invertir por primera vez con 10,000 pesos?

0

Lo sabemos: el miedo a invertir por primera vez intimida a cualquiera. La terminología, las quiebras de empresas y la especulación están en la mente de la mayoría de las personas en cualquier parte del mundo, y naturalmente se alejan.

En México el reto es grande. Solo 32% de los adultos cuenta con educación financiera, mientras en países como Suecia y Noruega, 71% de los adultos sabe y aplica conceptos para manejar y ahorrar bien su dinero, según un estudio de la George Washington University School.

Pero las personas siguen invirtiendo. Las 35 casas de bolsa que operan en nuestro país custodian valores por 6.9 billones de pesos, según las últimas cifras disponibles de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) al primer trimestre de 2017.

Si te sobró parte de tu aguinaldo o simplemente quieres poner a trabajar tus ahorros, te explicamos los conceptos básicos y algunos instrumentos para que comiences a invertir con una base de 10,000 pesos.

Lo primero: identifica tu perfil

Tienes que saber cuál es tu perfil de inversión, es decir, si eres adverso o no al riesgo. Esto se refiere así puedes asumir el comportamiento volátil de tus inversiones o eres más conservador y no estás dispuesto a correr demasiados riesgos.

Para definirlo, considera estas tres variables: tolerancia al riesgo, el uso que darás al instrumento y el tiempo que estás dispuesto a colocar tu inversión.

“Debes tener claro si necesitas estos recursos a la mano porque los piensas comprometer o si tienes la disponibilidad de dejarlo trabajar en un mayor lapso”, comenta en entrevista Eduardo Yglesias de gerente comercial de la firma bursátil GBM Fondos.

A grandes rasgos, existen dos grandes mercados para inversiones: el de renta fija, compuesto por deuda gubernamental y empresarial, un instrumento con un enfoque conservador y por tanto, su margen de rentabilidad está fijada por una tasa.

El de renta variable comprende a las acciones de empresas y sus derivados bursátiles. El esquema de beneficio puede ser ilimitado, pero su riesgo es que pierdas incluso todo lo que invertiste.

Por tanto, es muy importante que decidas si tus recursos se pondrán a trabajar en el largo o corto plazo y si será de renta fija o variable.

“Eso definirá cuáles son los instrumentos que le caben mejor a ese objetivo de tiempo que tienes para invertir tu dinero”, dice Georgina Ruiz, subdirectora de estrategia de fondos de inversión para Multiva.

Los errores más comunes

No creas que vas a ganar eternamente y que la tendencia de tu instrumento será de crecimiento. Recuerda que incluso en los instrumentos más conservadores poseen riesgos.

“Se asustan mucho con las pérdidas de un día a otro”, dice Ruiz.

Otra equivocación es no entender la naturaleza del producto que eliges. Si apuestas por el largo plazo, seguir la tendencia cada día te generará demasiado estrés. Debes dejarlo que trabaje periodos de uno a 3 años.

Las personas también utilizan instrumentos que no son aptos para el nivel de riesgo que están dispuestos a tomar, recuerda Cruz.

“Se meten en productos muy ligados a las bolsas o mercados de capitales que son productos demasiado volátiles y hay gente que no está ni conscientemente dispuesta a soportar esos brincos en su portafolio. Cuando ve una pérdida quiere vender antes de tener más pérdidas”.

En otros casos, quieren retirar su dinero antes del tiempo pactado en el contrato.

¿Invertir directamente en la Bolsa?

Ingresar al mercado bursátil directamente, por el riesgo que implica, los expertos recomiendan esta opción a clientes con un conocimiento más profundo de los mercados, y para hacerlo se requiere un capital más grande (100,000 pesos aproximadamente). Además, cada que quieras comprar y vender tus acciones, debes firmarle a tu ejecutivo la orden de operación.

Entonces, ¿cómo puedes participar en estos mercados? Los instrumentos de fondos de inversión son una de las principales opciones para inversionistas con poca experiencia. “Es una canasta de activos o un portafolio construido por la empresa que los gestiona. Expertos de empresas elegimos los activos de acuerdo a la categoría y el objetivo”, dice Yglesias.

Ruiz comenta que dependiendo de la edad, los clientes se perfilan con combinaciones de 80% renta fija y 20% variable. Cuando se trata de inversionistas agresivos, los porcentajes se invierten.

En los últimos 10 años, los activos netos en fondos de inversión pasaron de 850,700 millones a 2.02 billones de pesos. Los clientes pasaron de 1.6 a 2.2 millones y el número de fondos totales. Un dato adicional es que de 2007 a 2008, el número de fondos de deuda se redujo de 319 a 283, mientras que los de renta variable pasaron de 144 a 314.

“Si es alguien que tiene una cultura financiera básica, es necesario llevarlo con menos volátiles hasta los de mayor grado de dificultad”, dice Ruiz.

No pases por alto:

  • Preguntar sin pena. Si ya tomaste la decisión de invertir en un instrumento financiero, pide toda la información a los ejecutivos que los gestionan. Al final es tu dinero, y lo que estás buscando es que esté en buenas manos y en cosas positivas y que generen ingresos.
  • Tiempo de tu inversión.  necesario para ver rendimientos antes de que entres en pánico o te parezca demasiado tiempo pactado para obtener tus beneficios.
  • Las comisiones. También debes conocer las comisiones que van a cobrar por el manejo de tus vehículos financieros. Lo más importante que debes tener presente es el rendimiento neto, que descuenta las comisiones del rendimiento total.
  • Periodos de salida. Si vendes hoy, ¿cuándo te dan tu dinero? Hay fondos de días, meses y años. Así que no pases por alto el contrato que firmas porque no podrás obtenerlo antes.
  • Disposiciones fiscales. Ruiz advierte que las nuevas disposiciones legales pueden implicar que tus inversiones paguen una tasa de impuestos, así que pregunta cuáles son.

Cuidado con las modas  

Sí, el bitcoin está de moda y mucha gente sin conocimientos financieros quieren entrar por los beneficios que está pagando. Pero la directiva de Multiva recuerda que estos vehículos no tienen absolutamente ningún respaldo de un banco central ni una economía que produce bienes y servicios.

Piensa a las criptomonedas como un instrumento de especulación, pero no de inversión de tus ahorros.

 

 

 

Con información de forbes.com.mx/

Deja un comentario