China ordena una investigación tras nacimiento de bebés modificados genéticamente

0
Foto Vía Google

27 de Noviembre del 2018

Agencias

China ordenó este lunes una investigación tras el anuncio de un investigador chino que afirmó haber procedido a una fecundación in vitro con genes modificados que dio nacimiento a gemelas resistentes al virus del sida, un experimento considerado “peligroso” e “irresponsable”.

He Jiankui, profesor de la universidad de Shenzhen, en el sur de China, difundió en YouTube un video anunciando el nacimiento hace unas semanas de dos gemelas cuyo ADN fue modificado para que sean resistentes al virus del sida. Precisó que el padre es seropositivo.

Después de que científicos e instituciones chinas recibieran este anuncio con numerosas críticas, la Comisión Nacional de Sanidad en China ordenó una “investigación inmediata” sobre este caso, informó la agencia de noticias china Xinhua.

El investigador, formado en Stanford en Estados Unidos y que dirige un laboratorio especializado en el genoma en Shenzhen, explicó haber empleado la técnica Crispr-Cas9, llamada “tijeras genéticas”, que permite quitar y reemplazar las partes no deseadas del genoma, como se corrige una falta en un ordenador.

Las bebés, llamadas “Lula” y “Nana”, nacieron por fecundación in vitro de un embrión modificado antes de ser implantado en el útero de la madre.

“Justo después de inyectar el esperma del marido en el óvulo, un embriólogo inyectó una proteína Crispr-Cas9 encargada de modificar un gen para proteger a las niñas de una futura infección de VIH”, explicó He Jiankui.

Un experimento no verificado

Modificar genéticamente un ADN puede servir para evitar enfermedades, pero esta práctica resulta problemática ya que las modificaciones genéticas serán heredadas por las nuevas generaciones y puede comportar una nueva forma de eugenesia.

La MIT Technology Review recordó que “la tecnología dispone de una responsabilidad ética”.

El anuncio de este experimento médico se produjo la víspera del inicio de una conferencia de expertos mundiales del genoma en Hong Kong durante la cual el investigador chino tiene que presentar sus resultados en detalle.

Sin embargo, tras las críticas recibidas, no está asegurada su intervención en este congreso de genética.

Este autoproclamado experimento médico no fue verificado de manera independiente. El equipo chino no publicó sus resultados en una revista científica.

Práctica “muy problemática”

Tras el anuncio, numerosos científicos e instituciones chinas criticaron este experimento.

La universidad en la que trabaja He informó que este dejó de percibir su salario desde febrero y consideró que la fecundación con genes modificados representaba “una vulneración de los criterios éticos de la academia y de sus normas”.

“Esta investigación fue realizada fuera del marco de la universidad”, indicó el lunes en un comunicado la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur.

Técnicos trabajan en el laboratorio de investigación de ADN para la secuenciación de genes, en Nanjing.-Técnicos trabajan en el laboratorio de investigación de ADN para la secuenciación de genes, en Nanjing. –
Cien científicos chinos también publicaron una declaración conjunta en la que criticaban el experimento y pedían que se modifique la legislación sobre la fecundación in vitro.
Esta experimentación médica era conocida desde hace tiempo, pero ningún científico se atrevió a utilizarla ya que “nadie puede predecir el impacto incierto de estas modificaciones genéticas”, critica este grupo de científicos que considera que se ha abierto “una caja de Pandora”.
Además, investigadores internacionales criticaron que el anuncio haya sido realizado a través de un vídeo en Youtube.
“Anunciar esos resultados en un video en YouTube es una práctica científica muy problemática”, lamentó Nicholas Evans, profesor de filosofía de la universidad de Massachusetts Lowell, en Estados Unidos, que trabaja sobre temas de bioética.
“Esto aleja los procesos de control sobre los que reposan numerosos avances científicos, tales como la evaluación por los pares”, agregó, interrogado por AFP.
Que se compruebe o no lo anunciado, el tema plantea “graves preocupaciones éticas”, señala Sarah Chan, de la universidad de Edimburgo, citada por el Science Media Centre.
Hacer tales afirmaciones, al parecer para buscar deliberadamente un máximo de controversias (…) es irresponsable”, agregó.
He Jiankui no respondió de inmediato a las preguntas de AFP.

 

Fuente El Nuevo Diario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.