Carlos Valencia: “Para ser un buen cerrajero se requiere ser muy honesto”

0
Su local se ubica en las orillas del mercado Campesino, en la colonia Lázaro Cárdenas

*Carlos Valencia cuenta sobre este noble oficio, el cual ha desempeñado por más de 30 años

Pór Alfredo Santiago H./ Foro Coatza

Agua Dulce, Ver.- La semana pasada nadie recordó el “Día del Cerrajero”, un oficio que solamente es valorado cuando se le requiere con urgencia, para abrir una cerradura de casa, negocio o vehículo, tras perder, romper u olvidar en el interior.

Las personas dedicadas a este noble oficio se cuentan con los dedos de las manos en este municipio, uno de ellos es Carlos Alberto Valencia Alvarado, quien tiene más de 30 años laborando tras haber aprendido el oficio cuando era un adolescente.

“Regularmente el oficio de cerrajero se hereda en familia, de generación en generación, en mi caso aprendí de un maestro que estaba solo, con quien compartía un espacio cuando me dedicaba a reparar equipos de refrigeración, durante un año me enseñó todo lo que sabía”, recuerda Carlos Alberto, de aquellos tiempos cuando vivía en el municipio de Acayucan.

Carlos Alberto Valencia Alvarado, tiene más de 30 años ejerciendo el noble oficio de ser cerrajero.

HONESTIDAD

Tener el conocimiento para abrir cerraduras, candados, chapas, cajas fuertes o vehículos es una gran responsabilidad, “nunca he tenido un problema con las autoridades o mis clientes, uno tiene que ser muy honesto en este trabajo, un cerrajero deshonesto no sirve para el oficio”, recalcó.

Perteneciente a la Asociación Nacional de Cerrajeros, Carlos Alberto ha tomado capacitaciones impartidas en varios puntos del país, las cuales son organizadas y apoyadas por las marcas que fabrican los implementos de seguridad o las empresas automotrices.

Los cerrajeros también deben tener el compromiso de apoyar a las autoridades que requieren de sus servicios, sin cobrar un solo peso, “a la Marina, policía, Cruz Roja, cualquier institución o autoridad que necesite el apoyo, debemos estar dispuestos a poner nuestros conocimientos en beneficio de la sociedad”, expresó el entrevistado.

TENTACIONES

En algunas ocasiones, personas con malas intenciones se acercan para intentar aprender o sugerir su participación en hechos que no son legales, “Con lo que sabes es para que tuvieras mucho dinero, me han dicho, pero le tengo tanto amor a mi oficio que no sería capaz de traicionarlo y traicionar mis convicciones”, asegura.

Los buenos cerrajeros están preparados para que sus servicios sean requeridos en cualquier hora del día, como los doctores, siempre tienen la caja de herramientas lista para salir y enfrentarse a un nuevo reto.

En lo que respecta a los costos, estos se tasan de acuerdo al tiempo y la distancia, es decir, que tan lejos hay que desplazarse para realizar un trabajo y el tiempo que tomará realizarlo, el mismo trabajo se puede cobrar de forma distinta de acuerdo a esas variables.

SATISFACCIÓN

Aunque el cerrajero tiene que ser honesto con los precios, nunca aprovecharse de la necesidad o desesperación del cliente, “algunos compañeros hacen cansado el trabajo, hablan de complicaciones y hasta tardan a propósito con la finalidad de justificar cobros elevados”.

Entre las más grandes satisfacciones de Carlos Alberto Valencia es haber logrado rescatar a niños pequeños en el interior de automóviles cerrados, así como a personas mayores atrapadas en el interior de habitaciones.

Para Carlos Alberto, el trabajo no lo considera como tal, “para mi es divertido, cada trabajo es un reto”, asegurando que siempre busca hacerlo en el menor tiempo posible, “un carro se puede abrir hasta en 40 segundos, un candado en pocos minutos, para ello me capacito y practico”, sentenció al final de la entrevista.

Con servicio las 24 horas del día, pone a disposición de la población su número celular 9231015259; su local está ubicado en las orillas del mercado Campesino, frente al acceso que conduce a los negocios de comida preparada.

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja un comentario